Se rinde homenaje a médica Santo de los Últimos Días que salvó vidas

Homenaje a médica

Ellis Reynolds Shipp nació en Iowa en 1847. A los 15 años, su madre falleció y su padre tuvo otro compromiso, por lo que sus abuelos la criaron el resto de su adolescencia.

En 1866, a los 19 años, se casó con Milford Bard Shipp y tuvieron 10 hijos, pero solo sobrevivieron 6.

El abuelo de Ellis había estudiado medicina años atrás y tenía una gran habilidad para curar huesos fracturados. Ellis admiraba su profesión y se sintió inspirada a estudiar la misma carrera.

Además, su interés por estudiar medicina se despertó a medida que empezaba a ver y darse cuenta de lo poco que sabía.

Ellis nunca rechazó una llamada. Tampoco cobraba a quienes no podían pagar sus servicios y nunca rechazaba a los alumnos que no podían pagar sus clases. Créditos: R. Scott Lloyd

En 1875, ingresó al Women’s Medical College de Pensilvania y solventaba sus estudios vendiendo moldes de vestidos y dando clases de costura. Lamentablemente, la pobreza afectó su salud y tuvo que regresar a Utah para recuperarse.

La buena noticia es que después de que su salud mejorara, regresó a Pensilvania para culminar sus estudios, incluso cuando iba a clases con su pequeña hija recién nacida, Olea.

Tiempo después, Ellis se dedicó a enseñarles a las mujeres conocimientos básicos de medicina y obstetricia a fin de ayudar a reducir las tasas de mortalidad infantil y materna.

Ellis Shipp dio su primera clase en octubre de 1878 y la primera promoción se graduó en junio de 1879.

Ellis Ivory, CEO de This Is the Place Foundation, dando un mensaje sobre la estatua de Ellis Reynolds Shipp durante su dedicación. Créditos: Laura Seitz, Deseret News

Se convirtió en una de las primeras doctoras del estado. Creó la Escuela de Obstetricia y Enfermería Ellis Reynolds Shipp, en la que se graduaron más de 500 enfermeras y comadronas, ayudó a crear el Deseret Hospital y atendió más de 5,000 partos.

Como no todas sus alumnas podían viajar a Salt Lake City, Ellis comenzó a viajar por el territorio circunvecino con sus hijos para dar clases de 8 semanas a 3 meses. No obstante, sus logros no estuvieron libres de sacrificios, incluso sus familiares. 

Su hijo Burt falleció en noviembre de 1879, un año después de haberse graduado en medicina.

Fue una pérdida sumamente difícil para ella pues había sacrificado su tiempo con su hijo para formarse como profesional, pero no pudo salvar a uno de sus pequeños.

Kathryn y Ellis Ivory, CEO de This is the Place Foundation, junto a la estatua de Ellis Shipp. Créditos: Laura Seitz, Deseret News

Por estas y otras razones más, el miércoles 20 de septiembre el parque This Is the Place Heritage Park de Salt Lake City, Utah, dedicó una estatua en su honor.

Durante la inauguración de la estatua, Ellis Ivory invitó a su nieto, también llamado Ellis, y a los escultores, Stefanie y Roger Hunt, a que asistieran a la ceremonia.

La estatua, de tamaño real, es de bronce y representa a Ellis Reynolds Shipp con un libro en la mano derecha y un bebé en la cadera izquierda.

La estatua se encuentra fuera del edificio réplica del Deseret Hospital, en el lado sureste de This Is the Place Heritage Park.

Roger Hunt trabajando en la estatua de Ellis Reynolds Shipp en su taller en American Fork, Utah. Imagen: Cortesía de Roger y Stefanie Hunt

La placa junto a la estatua incluye la siguiente nota de una de las estudiantes de Shipp, el nombre permanece en el anonimato:

“Antes de ir a su clase, éramos tan pobres que mis hijos pasaban hambre. A mi alrededor fallecían madres y niños recién nacidos. Pensé que si podía estudiar en la clase de la Dra. Shipp y convertirme en enfermera y comadrona, ayudaría a mi familia y haría algo bueno en el mundo.

Lo conversé con mis padres, pero me dijeron: “No puedes hacerlo, cuesta 50 dólares, no tienes ese dinero. Además, tienes un bebé llorando en brazos, ¿quién se ocupará de él?”. Sin embargo, tenía tantas ganas de estudiar que no pude olvidarlo.

Finalmente, fui a ver a la Dra. Shipp. Me abrazó y me dijo: “Claro que puedes venir. No necesitas dinero. Ven y te ayudaré“.

Asistí con mi bebé. Ella sostuvo a mi inquieto pequeño mientras nos impartía la clase para que yo pudiera tomar notas.

Nunca pagué un centavo, ni le di algo a cambio. Ayudé a traer al mundo a muchos bebés después de que terminé de [estudiar]. No tienen idea de cuanto la apreciaba“.

Ellie Shipp y sus alumnas

Ellis Shipp participó en el Club de Prensa Femenina de Utah y fue delegada del Consejo Nacional de Mujeres en Washington D.C. Imagen: Deseret News

A lo largo de su carrera, Ellis llegó a ser conocida por nunca rechazar una llamada. Tampoco le cobraba a quienes no podían pagar sus servicios y nunca rechazaba a las alumnas que no podían pagar sus clases.

Más tarde, Shipp participó en el Utah Women’s Press Club y fue delegada del Consejo Nacional de Mujeres en Washington D.C. 

Luego de su ejemplar e incomparable vida, Ellis Shipp falleció en 1939, a la edad de 92 años.

*Imagen de portada por Laura Seitz, Deseret News

Fuente: The Church News

Video relacionado

También te puede interesar

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Últimos comentarios

Comparte este artículo

Lo más leido