El autocuidado que tuvo Jesucristo y el ejemplo que debes seguir

autocuidado

Pregunta

¿Podrías darme un ejemplo de cómo practicar el autocuidado sin sentirme culpable por eso?

Respuesta

Me alegra que hayas hecho esta pregunta porque es una preocupación para muchos Santos de los Últimos Días. 

Tratamos tanto de seguir la exhortación del Salvador de amarnos y servirnos los unos a los otros que a veces olvidamos que, en el mandamiento de «amarás a tu prójimo como a ti mismo», ¡hay un mandamiento que se ha dejado de lado: amarnos a nosotros mismos!

No necesitamos profundizar en la vida del Salvador para entender que el «autocuidado» es un atributo de Cristo y un principio justo. Después de crear el mundo para nuestro beneficio y para obedecer el mandato de Su Padre, Él «descansó» (Génesis 2:2).

hombre mirando al cielo y orando a Dios

El autocuidado es un principio justo y un atributo de Cristo. Imagen: Canva

Aunque Jesús pasaba día tras día enseñando, ministrando y sanando, también se escapaba intencionalmente de las multitudes para reponerse (Mateo 5:1; Mateo 8:18; Mateo 14:22, Mateo 15:39).

Cuando los discípulos luchaban contra la tormenta, Jesús dormía bajo cubierta y permitió que hicieran el trabajo por sí mismos hasta el momento en que Su ayuda fuera completamente imprescindible (Marcos 4:38).

Cuando las necesidades de la gente no se alineaban con la obra para la que había sido enviado, «se marchó de nuevo a un monte, él solo» (Juan 6:15).

niña junto a Jesucristo

Dedicar tiempo a conectar con el Padre Celestial. Arte: «My Savior, My Friend» de Yongsung Kim

Cristo fue desinteresado, generoso y bondadoso, pero también cuidó de sí mismo para poder continuar siendo desinteresado, generoso y bondadoso. Sería bueno que siguiéramos su ejemplo.

¿Qué significa eso? Para cada persona tiene un significado diferente, pero empezaría repitiendo lo que he escuchado: Si no tienes tiempo para orar y estudiar las Escrituras, estás más ocupado de lo que Dios quiere que estés.

Dedicar tiempo a encontrar tu centro espiritual, a conectar con el Padre Celestial y a recibir la guía del Espíritu es el cuidado personal más importante que cualquiera de nosotros puede hacer.

amigos saltando

Los entretenimientos y las diversiones son para nuestro bienestar tan necesarias como los más serios propósitos de la vida. Imagen: Canva

Lo más importante, en mi opinión, es que cualquier cosa que hagas te ayude a reponerte para que puedas dar lo mejor de ti en la edificación del reino, en el cuidado de tu familia y de tu prójimo, y en el desempeño de tus labores.

El presidente Brigham Young enseñó

“Nuestro trabajo, nuestra labor diaria, nuestra vida total están incluidos en nuestra religión. Esto es lo que creemos y lo que tratamos de practicar, sin embargo, el Señor permite muchas cosas sin darnos un mandamiento…

El Señor nunca me ha mandado que debo bailar, y no obstante he bailado; todos lo saben bien porque mi vida está a la vista del mundo. Y aunque el Señor nunca me ha mandado hacerlo, me lo ha permitido.

Que yo sepa, nunca mandó a los muchachos que fueran a jugar a la pelota, sin embargo se lo permite. No tengo conocimiento de que Él haya ordenado jamás que construyamos un teatro, pero nos lo ha permitido, y puedo darles la razón para ello.

El entretenimiento y la diversión son para nuestro bienestar tan necesarias como los más serios propósitos de la vida”. (DBY, 238)

hombre escuchando problemas

Si no dedicas tiempo al entretenimiento, la diversión, la risa, la meditación, la reflexión, los ejercicios o la interacción, te agotarás y no le serás útil a nadie, ni siquiera al Señor. Imagen: Canva

¿Te gusta leer? Lee. ¿Te gusta ir al teatro, ver obras, ver películas, practicar deportes, ir de excursión, conversar con tus amigos o desarrollar un talento? Hazlo con el Espíritu. Hazlo con moderación y en equilibrio con todo lo demás que tienes por hacer.

Pero, ¿cómo puedes dedicarle tiempo sin sentirte culpable? Reconociendo que si no dedicas tiempo al entretenimiento, la diversión, la risa, la meditación, la reflexión, los ejercicios o la interacción, te agotarás y no le serás útil a nadie, ni siquiera al Señor.

Soy terapeuta y mi trabajo me supone una pesada carga emocional, mental y espiritual. Así que corro, levanto pesas, juego con mis hijos, veo películas y leo para entretenerme.

mujer en un morro frente a un atardecer

El autocuidado es un principio verdadero y correcto. Fuente: Pic2me

Esto me ayuda a estar preparado para afrontar mi trabajo con optimismo y servir a mis pacientes con una energía renovada.

He descubierto que es más fácil tomarse un tiempo para uno mismo cuando apoyas a los de tu alrededor para que hagan lo mismo.

Por ejemplo, cuando insisto en que mi mujer encuentre tiempo para relajarse o para dedicarse a lo que le apasiona, ella vuelve renovada y me apoya para que yo haga lo mismo.

El autocuidado es un principio verdadero y correcto.

Que Dios te bendiga. Espero que te sirva de ayuda.

Artículo escrito en inglés por Jonathan Decker, terapeuta matrimonial y familiar autorizado.

Fuente: LDS Living

Video relacionado

También te puede interesar

| Para meditar
Publicado por: Joshua Zari
Estudiante de Derecho, cinéfilo, bibliófilo y curioso lector. Amante del evangelio, del mar, los girasoles y atardeceres. Ser sociable.
garment del templo
3 cosas que me hubiera gustado saber antes de recibir mis gárments...
presidente Nelson
99 mensajes del presidente Nelson que cambiarán tu vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *